Aprendizaje mixto. Características

Leave a Comment

La manera en que se pueden combinar ambas modalidades formativas (presencial y a distancia) depende de las necesidades específicas y del tipo de curso que se vaya a impartir en cada caso. De este modo, las variantes de modelos Blended Learning (BL), con más o menos tiempos presencial/distancia, son infinitas.

La utilización de la combinación de las dos metodologías permite sacar el máximo provecho de ambas, siempre y cuando, el enfoque pedagógico sea el óptimo. 

En este sentido, la estrategia didáctica correcta pasa por la utilización del e-learning como un complemento a la formación presencial sin incurrir a la completa desaparición de la formación presencial como tal. El Blended Learning ha generado controversias través de sus diferentes interpretaciones y, a medida que iba haciéndose popular, aparecieron cada vez más combinaciones: en la variedad de tecnologías, en la diversidad de metodologías o en las experiencias de aprendizaje (Cabero y Llorente 2008).

A nivel general, algunas de las características deseables en cualquier modalidad de Blended Learning son las siguientes:
  • Los diseños instruccionales deben considerar tanto elementos on-line como sesiones presenciales, estructuradas pedagógicamente; aprovechando los aspectos favorables de cada una; complementando, eliminando o minimizando los problemas que suelen presentarse por separado. 
  • En el BL lo importante es armonizar, complementar y conjugar los medios, recursos, tecnologías, metodologías, actividades, estrategias y técnicas más apropiadas para satisfacer cada necesidad de aprendizaje, tratando de encontrar el mejor equilibrio entre las variables curriculares. 
  • El BL aprovecha la importancia del grupo, el ritmo de aprendizaje y el contacto directo con el profesor de la enseñanza presencial, pero trata de desarrollar en los alumnos la capacidad de autoorganizarse, habilidades para la comunicación escrita y estilos de aprendizaje autónomo.